DIMENSIONES

Nuestra forma de trabajo se estructura a partir de cuatro dimensiones: educación, comunidad, ciencia y producción. Sin tener una preponderancia una de la otra y en retroalimentación permanente, todas cobran distinta relevancia según el momento puntual y la actividad que se esté desarrollando.

PEDAGÓGICA

A través de esta dimensión de trabajo llevamos adelante un aula itinerante en la que compartimos los conocimientos que hemos ido adquiriendo y construyendo de forma
colectiva junto a la comunidad y la academia. Ya sea llevando la propuesta a donde nos inviten como recibiendo a las/os interesadas/os en nuestra planta de producción buscamos organizar el trabajo a partir de proyectos y sus vinculaciones.

Esta forma de trabajo evidencia y materializa la necesidad de deconstruir y reconstruir la tarea docente; el rol del estudiante; el de la educación formal e informal; el trabajo en redes; la circulación y validación de saberes; la vinculación entre el trabajo manual y el intelectual; la revinculación entre la producción y la reproducción de conocimientos; el trabajo productivo.


PRODUCTIVA

La dimensión productiva refiere tanto al quehacer concreto productivo de la cooperativa como también a la producción de productos culturales y/o materiales concretos que serán la base material que permitirá desplegar las tareas educativas. Este producto será el vehículo de las actividades de enseñanza y aprendizaje que deberán existir.

Consideramos que la producción en sí es un acto de aprendizaje cuando el sujeto que la realiza no lo hace bajo una situación de alienación, sino bajo una experiencia de disfrute, de sentido y participación plena. A nivel grupal, esta dimensión logra completar de sentido a los proyectos que se desarrollan. El grupo se mueve incentivado por la tarea que ha decidido realizar, la cual diseñó, organizó, planificó y se dedica a materializar.


CIENTÍFICA

Esta dimensión busca promover el desarrollo de una cultura científica a partir de la resolución de problemas concretos cotidianos. Es determinante puesto que la generación de conocimiento pasa a tener un rol importantísimo en este proyecto y estos conocimientos deben ser analizados, comprobados y sistematizados y a medida que se realizan pequeños avances se abren otras interrogantes que generan bucles infinitos de investigación, en este sentido es de destacar los fuertes lazos que nos han unido desde el trabajo escolar con niños de educación primaria a varios actores de la academia que han abierto diversas líneas de investigación donde el interés parte del trabajo en la escuela y la comunidad.

Desarrollar, a partir del trabajo en proyectos y del trabajo en redes, líneas de investigación
posibles en conjunto con instituciones y profesionales científicos modifica sustancialmente
la forma de producir conocimiento en nuestra sociedad.

COMUNITARIA

Esta dimensión de trabajo surge buscando repensar y reconstruir el vínculo escuela comunidad. Es sustancial el trabajo comunitario de promoción de la participación plena de miembros de la comunidad en la construcción y apropiación de las tecnologías que difundimos, construyendo en conjunto agendas de trabajo, conocimientos y experiencias.

Cada comunidad tiene sus características distintivas, nos nutrimos de las diferencias y buscamos en conjunto soluciones concretas y de fácil acceso para problemáticas o necesidades cotidianas.


Ir a Lo que hacemos